Datos personales

Mi foto
El autor (Miguel Etchandy) es Sommelier Profesional. Miembro de FIJEV (Federación Internacional de Periodistas y Escritores de Vinos). En la actualidad: Redactor Responsable de la Revista 'CAVA PRIVADA'; Colaborador de la Revista BEBIDAS y CÍA del Canal web VINO de URUGUAY. TV. Fue corresponsal y crítico de vinos de Uruguay de la Revista WINE+ (2009 al 2013) y Columnista de vinos (2006-2009) de Revista GALERÍA/ Semanario Búsqueda. Fue coordinador y docente del CURSO de SOMMELIER de Facultad de Química (2005 al 2014). Con 28 años de experiencia en el trabajo con vinos, desde su empresa propia, es creador y director responsable de MUSEO del VINO de Montevideo-Uruguay (www.museodelvino.com.uy). Desde el 2009 dirige las actividades de vinos de CAVA PRIVADA (Primer Club de Vinos del país). En el 2016 asume la dirección ejecutiva de CAVA PRIVADA. Se ha desempeñado profesionalmente, dictando cursos y realizando capacitaciones, catas, presentaciones, degustaciones, cenas, salones, eventos y actividades vinculadas al vino en todo el país, para público nacional e internacional. Fue fundador en el 2005 y directivo hasta el año 2015 de la Asociación Uruguaya de Sommeliers.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Carrau: La evolución del Tannat

por Miguel Etchandy 
(Publicado Revista Wine+ / Marzo 2010)


 
Carrau es la familia de bodegueros con mayor tradición del Uruguay, sumando 10 generaciones abocadas a la producción de vino.
La historia de los Carrau asociada al vino comienza en Catalunya en el año 1752 y continúa a partir de 1930, en Uruguay.
Actualmente, son tres los hermanos Carrau con mayor presencia en la empresa: Javier, Ingeniero Agrónomo y Director Presidente; Francisco, Licenciado en Biología, Doctor en Química y Director
Técnico; y Margarita, encargada del área de enoturismo de la bodega y ex presidente de la Asociación de Enoturismo del Uruguay.
Juan Carrau Pujol, el padre de ellos, fue pionero de la viticultura moderna del Uruguay. En 1975 fundó la bodega Carrau y la orientó desde el primer momento hacia la producción de vinos finos de calidad y a la exportación, algo impensado en la época.
La generación actual se ha preocupado, no sólo por cuidar el legado de su progenitor, sino también por mantener la empresa como líder en el segmento de vinos de calidad en el mercado local. Así, han llevado al Tannat a su más elevada expresión, a través del Amat, el vino ícono de la bodega, elaborado con uvas seleccionadas, de muy baja producción, diseñado para larga guarda y acorde en calidad con los grandes vinos del mundo.


UNA BODEGA EN EXPANSIÓN
Carrau cuenta con 2 bodegas, una ubicada en Colón, Montevideo, y otra en Cerro Chapeu, Rivera. Esta última, inaugurada en 1997, fue en su momento la primera del país en elaborar vinos haciendo uso de la gravedad, por lo cual se la ha considerado desde siempre como un modelo para todo Latinoamérica. Durante este año inaugurarán una tercera bodega muy cerca de la del Cerro Chapeu, a sólo 500 metros de distancia pero al otro lado de la frontera, en territorio brasilero, con lo cual se da un
hecho único en el mundo: 2 bodegas a tan poca distancia, en 2 países distintos.
La bodega de Colón fue comprada en 1975. Se trata de la antigua bodega de Pablo Varzi, uno de los pioneros de la viticultura uruguaya, fundada en el año 1887. En la remozada y tecnificada bodega, se cuenta con tanques de acero inoxidable y maquinaria moderna de vinificación, además de funcionar un laboratorio modelo de evaluación sensorial de vinos. Las uvas para esta bodega llegan de sus viñedos de Las Violetas, donde se arma un microclima influenciado por la cercanía del Río de la Plata; los suelos fértiles, arcillosos y calcáreos hacen que las variedadesque mejor se adaptan a este terruño sean la Tannat, la Merlot y la Chardonnay.
A 500 kilómetros hacia el norte del país se encuentra la bodega Cerro Chapeu, homenajeando con su nombre al cerro homónimo, dentro del cual fue construida según el diseño de los propios enólogos de la bodega, con criterios estrictamente técnicos y siendo su forma hexagonal una de sus peculiaridades. El clima allí es más continental, debido a la lejanía de la costa, cobrando incidencia además la altitud, ya que los viñedos se encuentran a 300 metros sobre el nivel del mar, los más altos del Uruguay. Las
variedades mejor adaptadas son el Tannat (allí nace el Amat), el Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Sauvignon Blanc.



LOS VINOS
Castel Pujol es la línea de vinos con más historia de la bodega, considerada precursora en vinos finos uruguayos tanto en el mercado local como en exportaciones. Se trata de vinos jóvenes, varietales y de corte. La línea Castel Pujol Clásica es reconocida por su botella tipo caramañola, y la Castel Pujol Altos,
es una versión más reciente, con estilo joven y moderno.
La línea Cepas Nobles está compuesta por varietales blancos a base de Chardonnay y Sauvignon Blanc, y tintos de Tannat, Cabernet Sauvignon y Merlot. Todos provienen de los viñedos de Las Violetas y Cerro Chapeu, con una crianza corta en barrica de roble que promedia los 6 meses.
Su tercera línea es la Reserva, una selección de monovarietales de ambos viñedos, con crianza en madera que fluctúa entre los 8 y los 18 meses, según la variedad. Las cepas elegidas son Tannat, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Merlot y Chardonnay; y también crianza sur lie Sauvignon Blanc y Saignée Rosé Tannat.
Subiendo un nivel en su calidad, encontramos los Gran Reserva, como el Amat, considerado como uno de los mejores Tannat del Uruguay, criado durante 20 meses en barricas de roble francés y americano de primer uso, y luego puesto a reposar en botella al menos durante 12 meses más. También se destaca
el 1752 J. Carrau Pujol, el primer gran vino de crianza de la bodega y de los primeros del país: un tinto de corte, al estilo Bordeaux, de Tannat, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot con 18 meses de crianza en roble y 12 meses en botella.
Continuando en la línea Gran Reserva, hay otras 3 etiquetas que dan de qué hablar: el Ysern (en tres variedades: Cabernet Sauvignon, Tannat y Sauvignon Blanc, de distintos viñedos y prolongada crianza en barrica de roble), el Vilasar (una de las joyas de la bodega, elaborado con uvas Nebbiolo provenientes de viñedos de casi 80 años) y, finalmente, el Arerunguá (un Tannat criado durante 18 meses en roble francés y luego en botella; este vino fue diseñado y elaborado en forma conjunta
por la Bodega Carrau y la familia Ferrer, de Freixenet).
Dentro de los vinos especiales, se destacan los espumosos naturales y el licor de Tannat. Las burbujas son otra de las especialidades de la bodega, ya que uno de sus predecesores, Juan F. Carrau Sust, inició, tras su llegada en 1930, el método Champenoise en el Uruguay. Las marcas de espumosos naturales que elabora la bodega son el Xacrat Demi Sec y el Xacrat Extra Brut, elaborado a partir de uvas Chardonnay. También el espumante Sust, un Chardonnay con crianza sobre lías durante
18 meses. Finalmente, el licor de Tannat Vivent, lanzado en el 2009, es un vino fortificado similar a los de la DO Porto.

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO
Desde el año 1985 Francisco Carrau ha impulsado constantemente el área de investigación y desarrollo dentro de la empresa.
Sus trabajos en aromas y polifenoles de la variedad Tannat y en levaduras nativas, merecieron la tesis doctoral de Francisco Carrau y la premiación en el año 1992 como Bodega Innovadora en los 500 años de Hispanoamérica por parte del Instituto de Cooperación Iberoamericana. En breve será publicado en la revista American Journal of Enology and Viticulture el descubrimiento de la síntesis de monoterpenos (compuestos de la uva que producen aromas florales en los vinos), para ello se logró seleccionar una levadura No-Saccharomyces (Hanseniaspora vineae); la que fue utilizada con gran impacto en la elaboración de un vino Chardonnay cosecha 2009, que será lanzado a la brevedad por Bodegas Carrau.

ENTREVISTA A FRANCISCO CARRAU




W+ ¿Cómo será la cosecha 2010 en los viñedos de Carrau en el Norte del país?
F.C. Fue un año de mucha lluvia, principalmente en Noviembre y Diciembre, lo que no favoreció la floración. Las variedades de maduración temprana fueron afectadas por esas lluvias. De cualquier manera, las uvas que llevamos cosechadas como el Sauvignon Blanc, Pinot Noir y Chardonnay se encontraban en perfecto estado de sanidad; todavía nos queda cosechar Merlot, Cabernet Franc, Tannat y Cabernet
Sauvignon, que vienen madurando muy bien.

W+ En este sentido, ¿piensa que el cambio climático está afectando también al Uruguay?
F.C. Definitivamente se ha notado un cambio. En los últimos 5 años, exceptuando este último, el clima ha sido más seco, lo cual es bueno para la vid en nuestro país, de acuerdo a lo que vemos en las plantaciones experimentales. De cualquier manera, el fenómeno hay que seguirlo de cerca.

W+ Usted que tanto ha investigado la cepa Tannat, ¿qué piensa de las posibilidades reales que tiene
F.C. Uruguay de darse a conocer con esta cepa en un mundo con una oferta muy amplia en materia de vinos?
Continúa siendo la variedad más consistente en calidad, independientemente del clima. Y hemos aprendido a vinificarla. Sigue siendo el argumento más sólido, el que más se entiende en el exterior. El Tannat sirve para descubrir al Uruguay, después el consumidor que haya probado y descubierto el Tannat se animará a experimentar con otras variedades. Así ha funcionado para nuestra bodega en el mercado norteamericano, y hoy ya el 50% de nuestras exportaciones son de Tannat y el otro 50% son de Sauvignon Blanc. También la nueva organización Wines of Uruguay así lo ha considerado. Estamos convencidos que debemos tener un sólo mensaje que comunicar: Tannat, y focalizarnos en él. Ésa debe ser la estrategia, que nació ya en los años 70.

W+ ¿Aún cuando el escenario ha cambiado y ha aparecido el mercado asiático como actor fundamental en el comercio mundial de vinos?
F.C. El mercado asiático es todavía un poco lejano para nosotros. En Europa y Estados Unidos están más abiertos a descubrir nuevos vinos. Wines of Uruguay ha determinado a los Estados Unidos, Brasil e Inglaterra como principal objetivo para nuestros vinos. Asia es un mercado muy nuevo, que recién comienza a descubrir los vinos franceses.

W+ Respecto a otras variedades que se plantan en el país. ¿Qué se puede esperar?
F.C. Hay variedades que se dan muy bien en casi todas las regiones, como el Sauvignon Blanc, Cabernet Franc, Pinot Noir; otra variedad interesante es el Merlot. En nuestro caso particular, además estamos plantando en forma experimentalmás de 40 variedades del norte de Italia, España y Portugal, que sabemos van a dar vinos buenos.

W+ ¿Cuáles serán entonces los vinos uruguayos del futuro?
F.C. Hay mucho por mejorar en vinos de corte. Fundamentalmente en cortes de vino Tannat con otras variedades. También el consumo de blancos viene creciendo; el consumidor disfruta mucho bebiéndolos, y se sorprenden con los nuestros, que son muy buenos, comparándolos con los de la región. Están llenos de vida, tienen nervio. En bodega Carrau, estamos trabajando no sólo con Chardonnay y Sauvignon Blanc, vamos a lanzar nuevos productos en este tipo de vinos.

W+ ¿Cuáles son los planes de la bodega Carrau para los próximos años?
F.C. Estamos construyendo la bodega en Brasil, frente a nuestros viñedos en Cerro Chapeu, y la inauguraremos en este año. Lo que generará una situación inédita a nivel mundial: Carrau tendrá 2 bodegas a unos pocos metros de distancia, una en Uruguay y la otra del lado brasileño. Allí produciremos el primer vino de alta gama hecho en Brasil, para ello
utilizaremos variedades portuguesas e italianas (típicas en Brasil), y la Tannat que se da allí de forma muy especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario