Datos personales

Mi foto
El autor (Miguel Etchandy) es Sommelier Profesional. Miembro de FIJEV (Federación Internacional de Periodistas y Escritores de Vinos). En la actualidad: Redactor Responsable de la Revista 'CAVA PRIVADA'; Colaborador de la Revista BEBIDAS y CÍA del Canal web VINO de URUGUAY. TV. Fue corresponsal y crítico de vinos de Uruguay de la Revista WINE+ (2009 al 2013) y Columnista de vinos (2006-2009) de Revista GALERÍA/ Semanario Búsqueda. Fue coordinador y docente del CURSO de SOMMELIER de Facultad de Química (2005 al 2014). Con 28 años de experiencia en el trabajo con vinos, desde su empresa propia, es creador y director responsable de MUSEO del VINO de Montevideo-Uruguay (www.museodelvino.com.uy). Desde el 2009 dirige las actividades de vinos de CAVA PRIVADA (Primer Club de Vinos del país). En el 2016 asume la dirección ejecutiva de CAVA PRIVADA. Se ha desempeñado profesionalmente, dictando cursos y realizando capacitaciones, catas, presentaciones, degustaciones, cenas, salones, eventos y actividades vinculadas al vino en todo el país, para público nacional e internacional. Fue fundador en el 2005 y directivo hasta el año 2015 de la Asociación Uruguaya de Sommeliers.

domingo, 2 de noviembre de 2014

¿Qué función cumple el corcho en el vino?

por Miguel Etchandy
publicado en Revista 'Bebidas & Cía'  (edición Octubre)


El corcho continúa siendo por excelencia el material elegido, como tapón de botellas de vino por la gran mayoría de bodegas y vinificadores de todo el mundo.
A pesar de la necesidad que tiene la industria del vino, a nivel mundial, de encontrar un sustituto a este material, ya que el corcho es un bien escaso y caro (solo existen unos pocos países productores, Portugal y España son los principales). Cambiar esta matriz productiva es algo muy difícil de revertir, ya que el árbol del alcornoque, de donde se extrae el corcho tarda más de 40 años en dar producción, lo cual hace económicamente muy difícil o inviable, aumentar la producción del mismo.

Más allá de los altos costos que implica para las bodegas la compra de corcho de buena calidad, su uso se justifica porque no se ha encontrado aún un material, que supla o supere las ventajas que éste ofrece. Se han desarrollado nuevos tapones, los más utilizados son los sintéticos y tapas rosca. Pero la nobleza del corcho, lo hace insustituible aún, eso se ve en la doble función que cumple, difícil de conseguir por otros materiales o tapones.

La principal función que cumple el corcho es la de impedir la entrada de oxígeno dentro de la botella. Para ello es necesario que el vino se conserve en óptimas condiciones, es decir en posición horizontal (acostadas), de modo que el corcho siempre esté humedecido (en contacto con el vino), evitando el resecamiento,  por donde podría producirse la entrada de oxígeno. Al mismo tiempo, por tratarse de un material poroso, el corcho permite -a diferencia de otros materiales- una microxigenación, que es fundamental para manterner vivos los microrganismos que viven en el vino. No olvidar que el vino es un producto vivo, y para que la vida ocurra y se prolongue, es fundamental la microxigenación, que asegure la vigencia y plenitud del vino durante largo tiempo.

El corcho al igual que el vino es un producto natural, y sus características más destacadas, pasan por tratarse de un material impermeable, inoloro, que respira y aislante.
Todos estos beneficios son los que siguen asegurando que los vinos más encumbrados continúen utilizando el corcho natural para sus más exclusivos vinos.
Hay distintas calidades de corcho, de primera y segunda calidad, colmatados. Obviamente cuanto mejor es su calidad, mejor el desempeño. Independientemente de eso, corcho y vino, son dos elementos que están asociados, que están incorporados a nuestra ráíz cultural.
Se nos hace difícil pensar que una buena botella de vino, utilice otro tapón que no sea de corcho. Es lo que todo enófilo espera encontrar cuando se trata de abrir una botella de buen vino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario